Notifications Bell

Lección 7: Qué son los ETF

Lección 7: Qué son los ETF

Opera con ETF para tener una exposición diversificada a distintos mercados, incluyendo índices, materias primas y divisas. Descubre qué son los ETF y cómo abrir tu primera posición.

Los ETF son uno de los productos de inversión más populares. Al igual que los fondos tradicionales o los fondos de inversión, los inversores pueden acceder a una amplia gama de valores, pero son mucho más asequibles. A diferencia de los fondos tradicionales, puedes operar con ETF como con cualquier acción normal, lo que da mayor control al inversor. Veamos cómo funcionan los ETF y analicemos algunas de sus ventajas y desventajas.

Existen distintas cosas que debes saber antes de operar con ETF. Si quieres invertir en ETF, aquí tienes una guía rápida:

En este guía puedes encontrar todo lo que necesitas saber sobre qué es un ETF y cómo funciona.

¿Qué es un ETF?

Un fondo cotizado en bolsa es una cesta de valores -acciones, bonos, divisas, materias primas, índices, incluso criptomonedas, o alguna combinación de estos- que puedes comprar u operar a través de un bróker. El fondo comprará físicamente los activos que sigue o utilizará inversiones más complejas para replicar el movimiento del mercado subyacente.

Los ETF ofrecen los mejores atributos de dos de los activos más populares: Tienen las ventajas de la diversificación de los fondos de inversión, al tiempo que imitan la facilidad con la que se pueden operar las acciones.

Un ETF permite comprar y vender una cesta de activos sin tener que comprar todos los componentes de forma individual. El proveedor del ETF posee los activos subyacentes, diseña un fondo para seguir su rendimiento y luego vende acciones de ese fondo a los inversores. Los accionistas tienen una parte de un ETF, pero no son dueños de los activos subyacentes del fondo. Aun así, los inversores de un ETF que sigue un índice bursátil reciben pagos de dividendos, o reinversiones, por los valores que componen el índice.

Aunque los ETF están diseñados para seguir el valor de un activo subyacente -ya sea una materia prima como el oro o una cesta de acciones como el S&P 500-, cotizan a precios determinados por el mercado que suelen diferir de ese activo. Es más, debido a factores como los gastos, los rendimientos a largo plazo de un ETF variarán de los de su activo subyacente.

Puedes operar con un ETF para seguir un sector, un índice, acciones de un país concreto, una materia prima, una divisa o mercados de renta fija.

Muchos ETF están diseñados para seguir los activos subyacentes, pero algunos fondos seleccionan manualmente los activos que siguen. Con CAPEX.com puedes operar con ETF a través de CFDs.

Cómo abrir una posición con ETF

Los ETF se operan tanto a través de brokers online como de brokers tradicionales.

Opera un ETF con productos derivados

Operar con un ETF es una forma de obtener exposición a los movimientos de precios a corto plazo dentro de ciertos sectores. Al operar ETF con CFDs, puedes utilizar el apalancamiento para obtener una mayor exposición al ETF de tu elección.

Como resultado, los CFDs te permiten abrir una posición por sólo una fracción del coste de la inversión tradicional. Esto significa que, aunque el apalancamiento puede aumentar tus beneficios, también puede incrementar tus pérdidas. Lo cual obedece a que las pérdidas se calculan en función del tamaño total de la posición, en lugar del coste de apertura de la misma - que pueden superar cualquier depósito inicial - por lo que es importante crear una estrategia de gestión del riesgo antes de operar.

Compra un ETF directamente

También se pueden comprar ETF directamente. Una cuenta de trading con un bróker permite a los inversores comprar acciones de ETF de la misma manera que comprarían acciones de empresas.

Se trata de una forma a más largo plazo de obtener exposición a los movimientos de un mercado o sector específico.

Los inversores pueden optar por una cuenta de trading con un bróker tradicional, mientras que los traders pueden decidir optar por los productos derivados.

Los traders no sólo pueden abrir posiciones "en largo", sino que también pueden aprovechar los mercados que están bajando de precio, lo que se conoce como ir "en corto". Esto abre otra vía de beneficios potenciales, aunque aumenta el riesgo.

>>Obtén más información sobre el trading con CFDs

Ejemplos de ETF populares

El primer ETF fue el SPDR S&P 500 ETF (SPY), que sigue al índice S&P 500, y continúa siendo un ETF que hoy en día se sigue operando activamente en el mercado.

Otros de los ETF más populares a tener en cuenta son:

  • El SPDR Dow Jones Industrial Average (DIA) (conocido como "diamonds" o “diamantes”) representa los 30 valores del índice Dow Jones Index.
  • El ETF iShares MSCI World (EEM) trata de seguir los resultados de inversión de un índice compuesto por acciones de mercados desarrollados.
  • ProShares Bitcoin Strategy ETF (BITO) es el primer ETF estadounidense vinculado a bitcoin que ofrece a los inversores la oportunidad de obtener una exposición a los rendimientos de bitcoin de forma cómoda, líquida y transparente.
  • Los ETF sectoriales hacen un seguimiento de industrias y sectores concretos, como el sector energético (XLE), tecnológico (XLK), servicios básicos - utilities - (XLU), o servicios financieros (XLF).
  • Los ETF de materias primas representan mercados de materias primas, como el oro (GLD), la plata (SLV), o el petróleo (USO).

>> Los mejores ETF para 2022

Los 5 emisores más importantes de ETF

Existen numerosos tipos de ETF, desde ETF de bonos y ETF de mercados concretos hasta ETF inversos, ETF de mercados extranjeros y ETF alternativos.

La cartera de Vanguard superó el billón de dólares en activos gestionados con ETF (AUM). BlackRock (BLK), que respalda los ETF de iShares, es la otra empresa que alcanza ese selecto nivel.

Hay cinco emisores con $100.000 millones o más en activos bajo gestión con ETF:

  • BlackRock: $2,117 billones
  • The Vanguard Group: $1,619 billones
  • State Street Corp., the sponsor of SPDR ETFs: $881.000 millones
  • Invesco Ltd.: $308.000 millones
  • Charles Schwab: $214.000 millones

Los ETF más grandes del mercado

Los 50 ETF más importantes, que oscilan entre los $23.000 millones y los $329.000 millones en AUM, son ofrecidos por estos cinco emisores principales. Los cinco fondos más grandes son:

  • SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY) de State Street: $329.000 millones
  • iShares Core S&P 500 ETF (IVV) de BlackRock: $249.000 millones
  • Vanguard Total Stock Market ETF (VTI): $213.000 millones
  • Vanguard S&P 500 ETF (VOO): $194.000 millones
  • Invesco QQQ Trust (QQQ): $152.000 millones

Entre los 50 ETF más importantes, BlackRock ofrece 21, Vanguard respalda 19, State Street emite seis e Invesco tiene uno.

Tipos de ETF

Los inversores tienen a su disposición distintos tipos de ETF que pueden utilizar tanto para generar ingresos como para especular. Igualmente, los ETF pueden emplearse para cubrir o compensar parcialmente el riesgo en la cartera de un inversor. A continuación, se describen brevemente algunos de los ETF disponibles actualmente en el mercado.

ETF de acciones

Los ETF de acciones comprenden una cesta de valores que siguen una única industria o sector. Por ejemplo, un ETF de acciones puede seguir las acciones del sector automovilístico o las extranjeras. El objetivo es proporcionar una exposición diversificada a un único sector, que incluya a los valores de mayor rendimiento y a los nuevos participantes con potencial de crecimiento.

A diferencia de los fondos de inversión en acciones, los ETF de acciones tienen comisiones más bajas y no implican la propiedad real de los valores.

ETF industriales/sectoriales

Los ETF industriales o sectoriales son fondos que se centran en un sector o industria específicos. Por ejemplo, un ETF del sector energético incluirá empresas que operan en ese sector. La idea que subyace a los ETF sectoriales es la de obtener una exposición al alza de esa industria mediante el seguimiento del rendimiento de las empresas que operan en ese sector. Un ejemplo es el sector tecnológico, que ha sido testigo de una afluencia de fondos en los últimos años.

Al mismo tiempo, la desventaja de la volatilidad en las acciones también se reduce en un ETF porque no implica la propiedad directa de los valores. Los ETF sectoriales también se utilizan para rotar dentro y fuera de los sectores durante los ciclos económicos.

ETF geográficos

Los ETF geográficos te permiten seguir los activos de una región específica. Por ejemplo, puedes operar con un ETF estadounidense que te garantice la exposición a todos los índices de Estados Unidos, un ETF MCSI que incluya empresas de Taiwán o un ETF internacional si deseas diversificar tu cartera.

ETF de materias primas

Como su nombre indica, los ETF de materias primas invierten en oro, petróleo y otras materias primas. Los ETF de materias primas ofrecen varias ventajas. En primer lugar, diversifican tu cartera de inversión, lo que facilita la cobertura ante las caídas.

Por ejemplo, los ETF de materias primas pueden proporcionar una forma de amortiguar las caídas del mercado bursátil. En segundo lugar, tener acciones en un ETF de oro o de petróleo es más barato que tener físicamente la materia prima. Esto se debe a que la primera no implica costes de seguro y almacenamiento.

ETF de divisas

Los ETF de divisas son vehículos de inversión que siguen la evolución de los pares de divisas, compuestos por monedas nacionales y extranjeras. Los ETF de divisas tienen múltiples propósitos. Pueden utilizarse para especular con los precios de las divisas en función de la evolución política y económica de un país.

Este tipo de ETF también se utiliza para diversificar una cartera o como cobertura contra la volatilidad de los mercados de divisas por parte de importadores y exportadores. Igualmente, se utilizan como protección ante la inflación. Existe incluso un ETF de Bitcoin.

ETF de blockchain

Los ETF de blockchain son una de las formas de obtener exposición a las criptomonedas y a la tecnología blockchain sin invertir en criptomonedas. Estos fondos siguen acciones de empresas que invierten en la tecnología blockchain y además, están disponibles en los mercados tradicionales.

ETF inversos

Los ETF inversos intentan obtener ganancias de las caídas de las acciones mediante la venta en corto de las mismas. La venta en corto consiste en vender una acción, esperando que baje su valor, y recomprarla a un precio más bajo.

Un ETF inverso utiliza instrumentos derivados para ir en corto. Son apuestas a que el mercado bajará. Cuando el mercado baja, un ETF inverso aumenta en una cantidad proporcional. Los inversores deben tener en cuenta que muchos ETF inversos son notas cotizadas (ETN) y no verdaderos ETF.

Una ETN es un bono, pero se negocia como una acción y está respaldado por un emisor, como un banco. Asegúrate de consultar con tu bróker para determinar si una ETN es adecuada para tu cartera.

ETF apalancados

Un ETF apalancado busca obtener rendimientos con un factor de apalancamiento o múltiplo (por ejemplo, x2 como el ETF SQQQ o x3 como el fondo TQQQ) sobre la rentabilidad de las inversiones subyacentes. Por ejemplo, si el S&P 500 sube un 1%, un ETF S&P 500 apalancado x3 devolverá un 3% (y si el índice cae un 1%, el ETF perderá un 3%).

Estos productos utilizan derivados como opciones o contratos de futuros para apalancar sus rendimientos. También existen ETF inversos apalancados, que buscan una rentabilidad inversa multiplicada.

Lo que debes saber antes de invertir en ETF

Los ETF representan el 30% de todo el trading estadounidense en términos de valor, según Barron's. Los inversores operan estos instrumentos debido a su sencillez, un coste bajo relativo y el acceso a un producto diversificado.

En la actualidad, hay cientos de ETF que se operan regularmente en las principales bolsas. Los ETF tienen aspectos positivos y negativos, y un inversor inteligente debe tener en cuenta ambos elementos antes de invertir.

Ventajas de los ETF

  • Fácil diversificación: obtén exposición a todo un mercado, país o región con una sóla operación.
  • Los ETF son un producto de inversión eficiente en costes: se puede operar con un índice totalmente diversificado con una sola operación. El coste de la inversión en ETF atrae comisiones más bajas (menor ratio de gastos de gestión) que la inversión en fondos de renta variable de gestión activa, e incluso algunos fondos de índices de renta variable. La inversión inicial mínima es de $500 (para los ETF que cotizan en el ASX).
  • Apalancamiento y ventas en corto: al igual que las acciones, los ETF pueden comprarse o venderse. También pueden operarse con apalancamiento, como con un préstamo de margen o CFD. Aunque el apalancamiento puede aumentar la exposición y el potencial de beneficios, también puede aumentar el riesgo.
  • A diferencia de los fondos gestionados, los ETF no tienen periodos mínimos de tenencia ni comisiones por retirada anticipada
  • Los ETF mantienen los valores subyacentes en un fideicomiso separado de un custodio.
  • Los ETF, en particular los fondos indexados, buscan dar a conocer sus participaciones con regularidad para que puedas ver exactamente lo que tienes en tu cartera.

Riesgos de los ETF

  • Comisiones y gastos de trading: los expertos afirman que los ETF se operan para especular en el corto plazo. Por tanto, las frecuentes comisiones y otros costes de negociación erosionan la rentabilidad del inversor.
  • Riesgo de divisas: al invertir en ETF con un enfoque internacional estás exponiendo tu capital al riesgo de divisas, así como a los rendimientos de las acciones locales.
  • Liquidez: la liquidez varía entre los ETF e influye en el spread (o coste) de compra/venta que encontrarás al operar.
  • Tracking error: la rentabilidad de la cartera puede desviarse de la rentabilidad del índice o benchmark que se sigue. Este tracking error es más significativo cuando el ETF emplea una estrategia distinta a la réplica completa del índice subyacente.

Cómo operar con CFDs sobre ETF con CAPEX.com

Descubre cómo operar con un ETF en menos tiempo del que tardas en cenar en tu restaurante favorito.

  • Accede a tu cuenta o crea una cuenta.
  • Dirígete a la sección de ETF y elige tus favoritos.
  • Establece el tamaño de tu operación.
  • Elige la dirección (ya sea comprar o vender) en función de la evaluación que hayas realizado sobre los factores de influencia.
  • ¡Coloca tu orden el mercado!
Trading con ETF
Fuente: CAPEX Webtrader

Preguntas frecuentes

¿Son los ETF una buena inversión?

Los ETF se han convertido en inversiones increíblemente populares tanto para los inversores activos como para los pasivos. Aunque los ETF proporcionan un acceso de bajo coste a una variedad de activos, sectores industriales y mercados internacionales, conllevan algunos riesgos únicos.

¿Son los ETF una buena opción para principiantes?

Los fondos cotizados en bolsa (ETF) son ideales para los inversores principiantes debido a sus numerosas ventajas, como los bajos coeficientes de gastos, enorme liquidez, variedad de opciones de inversión, diversificación, bajo umbral de inversión, etc.

¿Por qué deberías comprar un ETF?

Los ETF tienen varias ventajas sobre los fondos abiertos tradicionales. Las 4 ventajas más destacadas son la flexibilidad de negociación, la diversificación de la cartera y la gestión del riesgo, los menores costes y las ventajas fiscales.

¿Cuál es la desventaja de los ETF?

Hay muchas maneras de que un ETF se desvíe del índice que sigue. Ese tracking error puede suponer un coste para los inversores. Los índices no tienen dinero en efectivo, pero los ETF sí, por lo que es de esperar cierto error de seguimiento o tracking error en un ETF. Los gestores de fondos suelen tener algo de efectivo en un fondo para pagar los gastos administrativos y las comisiones de gestión.

¿Los ETFs pagan dividendos?

Dividendos con ETF. Hay dos tipos básicos de dividendos emitidos a los inversores de los ETF: dividendos cualificados y no cualificados. Si tienes acciones de un fondo cotizado (ETF), puedes recibir distribuciones en forma de dividendos. Éstos pueden pagarse mensualmente o con algún otro intervalo, dependiendo del ETF.

¿Cuál fue el primer fondo cotizado (ETF)?

El primer fondo cotizado (ETF) suele atribuirse al SPDR S&P 500 ETF (SPY), lanzado por State Street Global Advisors el 22 de enero de 1993. Sin embargo, hubo algunos precursores del SPY, en particular valores denominados Unidades de Participación en Índices que cotizaban en la Bolsa de Toronto (TSX) y que seguían el Índice Toronto 35 que apareció en 1990.

¿Cuántos ETF existen?

El número de ETF, junto con el número de activos que gestionan, ha crecido drásticamente en las últimas dos décadas. En 2020, se calcula que había 7.602 ETF individuales cotizando en todo el mundo, frente a los 7.083 de 2019, y solo 276 en 2003.

La información presentada aquí está preparada por CAPEX.com y no pretende constituir un asesoramiento de inversión. La información aquí se proporciona como una comunicación general de marketing con propósitos solo de información, y como tal, no se han preparado de acuerdo con los requisitos legales diseñados para promover la independencia de un estudio de inversión, y no está sujeto a ninguna prohibición para hacer frente con antelación a la diseminación de los análisis de inversión.

Los usuarios / lectores no deben confiar únicamente en la información presentada aquí y deben hacer su propia investigación / análisis leyendo también la investigación subyacente real. El contenido adjunto es genérico y no tiene en cuenta las circunstancias personales, la experiencia de inversión o la situación financiera actual.

Por lo tanto, Key Way Investments Ltd no aceptará ninguna responsabilidad por las pérdidas de los comerciantes debido al uso y el contenido de la información presentada en este documento. Rentabilidades y predicciones pasadas no garantizan resultados futuros.
Compartir este artículo