Lección 15: Teoría de Dow

12:26, 22 September 2022

1660127559.png

El objetivo de la Teoría Dow es identificar la tendencia principal y detectar los grandes movimientos. Charles Dow y sus predecesores comprendieron que el mercado estaba influido por las emociones y era propenso a reacciones exageradas, tanto al alza como a la baja. La Teoría de Dow ayuda a los inversores a identificar los hechos, no a hacer suposiciones o previsiones

¿Cómo utilizar esta guía?

Para sacar el máximo provecho de esta guía, es recomendable poner en práctica estos principios de la Teoría de Dow. La mejor manera de probar estas estrategias sin asumir riesgos es con una cuenta demo, que te da acceso a nuestra plataforma de trading y a $10.000 en fondos virtuales para que practiques. Obtén aquí tu cuenta demo gratuita.

Cuando hayas encontrado una estrategia que te proporcione resultados positivos de forma sistemática, es el momento de pasar a una cuenta real con fondos suficientes en la que puedas aplicar tus nuevos conocimientos.

¿Qué es la teoría de Dow?

La Teoría de Dow es una teoría de los mercados financieros desarrollada por Charles H. Dow que se basa en seis "teoremas" básicos precursores del análisis técnico actual. En términos generales, la Teoría de Dow describe las tendencias del mercado y su comportamiento habitual. A un nivel más detallado, proporciona señales que pueden utilizarse para identificar la tendencia principal del mercado y operar con ella. 

La Teoría de Dow se basa en un conjunto de ideas derivadas de las publicaciones de Charles H. Dow que abordan no sólo el análisis técnico y la acción de precios, sino también la filosofía del mercado. Muchas de las ideas y comentarios expuestos por Dow y sus predecesores se convirtieron en axiomas de Wall Street. Aunque hay quien puede pensar que el mercado es diferente ahora, la Teoría de Dow demuestra que el mercado bursátil se comporta igual hoy que hace casi 100 años.

¿Quién es Charles Dow?

Charles Dow desarrolló la Teoría de Dow a partir de su análisis de la acción de precios del mercado a finales del siglo XIX. Hasta su muerte en 1902, Dow fue copropietario y editor de The Wall Street Journal. Aunque nunca escribió un libro sobre estas teorías, sí redactó varios artículos editoriales que reflejaban sus opiniones sobre la especulación y el papel de los promedios industriales y ferroviarios.

Aunque se atribuye a Charles Dow el desarrollo de la Teoría de Dow, fueron S.A. Nelson y William Hamilton quienes posteriormente perfeccionaron la teoría hasta convertirla en lo que es hoy. En 1932, Robert Rhea perfeccionó el análisis de Dow y Hamilton en su libro The Dow Theory. Rhea leyó, estudió y descifró unos 252 artículos editoriales a través de los cuales Dow (1900-1902) y Hamilton (1902-1929) transmitían sus ideas sobre el mercado. 

Explicación de la teoría de Dow

La teoría de Dow se basa en el análisis de los máximos y mínimos de las fluctuaciones del mercado para realizar predicciones precisas sobre la dirección del mercado.

Según la Teoría de Dow, la importancia de estos movimientos tanto al alza como a la baja es su posición en relación con fluctuaciones anteriores. Este método enseña a los inversores a leer un gráfico de trading y a comprender mejor lo que está ocurriendo con cualquier activo en un momento dado. Con este sencillo análisis, hasta el más inexperto puede identificar el contexto en el que evoluciona un instrumento financiero.

Además, Charles Dow respaldó la creencia común entre todos los traders y analistas técnicos de que el precio de un activo y sus movimientos resultantes en un gráfico de trading ya disponen de toda la información necesaria y pronosticada para realizar previsiones precisas.

Los seis "teoremas" de la Teoría de Dow

La mayoría de las estrategias de trading que se utilizan hoy en día giran en torno a un concepto clave: la "tendencia". Se trataba de una idea novedosa cuando Charles H. Dow publicó sus escritos a finales del siglo XIX. Sin embargo, más de un siglo después, el índice Dow Jones, creado por el periodista estadounidense para ilustrar su teoría, es probablemente el índice bursátil más seguido del planeta.

Fuente: CAPEX WebTrader

Para comprender mejor los escritos de Charles H. Dow y sus implicaciones, te presentamos los seis "teoremas" básicos que sustentan la Teoría de Dow: 

#1: El mercado lo descuenta todo

El primer supuesto es que el mercado refleja toda la información disponible. Todo lo que hay que saber ya se refleja en los mercados a través del precio. Los precios representan la suma total de todas las esperanzas, temores y expectativas de todos los participantes. Los movimientos de los tipos de interés, las expectativas de beneficios, las previsiones de ingresos, las elecciones presidenciales, las nuevas propuestas de productos y todo lo demás ya está descontado en el mercado. Puede ocurrir lo inesperado, pero normalmente sólo afectará a la tendencia a corto plazo. La tendencia principal no se verá afectada.

Hamilton observó que a veces el mercado reaccionaba negativamente a las buenas noticias. Para Hamilton, el razonamiento era sencillo: el mercado mira hacia delante. Cuando la noticia llega a la calle, ya se ha reflejado en el precio. Esto explica el viejo axioma de Wall Street, "comprar con el rumor, vender con la noticia". Cuando el rumor empieza a filtrarse, los compradores entran en acción y suben el precio. Cuando llega la noticia, el precio ya ha subido para reflejarla plenamente.   

#2: El mercado tiene tres tendencias

La Teoría de Dow destaca que existen tres tendencias en los promedios bursátiles y en cualquier mercado: la tendencia a corto plazo, que dura de días a semanas; la tendencia a medio plazo, que dura de semanas a meses; y la tendencia a largo plazo, que dura de meses a años. Las tres tendencias están en constante actividad y pueden moverse en direcciones opuestas. 

  1. La tendencia a largo plazo es, con diferencia, la más importante y la más fácil de identificar, clasificar y comprender. Es de interés primordial para el inversor y, en menor medida, para el especulador. Las tendencias a medio y corto plazo son componentes secundarios de la tendencia a largo plazo y sólo pueden comprenderse y aprovecharse plenamente si se reconoce el papel que desempeñan dentro de la tendencia a largo plazo.   
  2. La tendencia a medio plazo es secundaria para el inversor y primordial para el especulador (más información sobre swing trading). Puede moverse con la tendencia a largo plazo o contra ella. Si la tendencia a medio plazo retrocede significativamente con respecto a la tendencia a largo plazo, se considera una reacción secundaria o una corrección. Las características de una reacción secundaria deben evaluarse detenidamente para evitar confundirla con un cambio en la tendencia a largo plazo. 
  3. La tendencia a corto plazo es la menos predecible y es de especial interés sólo para el trader a corto plazo (más información sobre day trading y scalping). El interés del especulador y del inversor en la tendencia a corto plazo debería consistir casi únicamente en optimizar los beneficios y minimizar las pérdidas mediante la sincronización de las operaciones de compra y venta dentro del movimiento a corto plazo. Las reacciones secundarias no deben confundirse con las reacciones menores que se producen con frecuencia dentro de los movimientos de precios primarios y secundarios. Las reacciones menores se mueven en oposición a la tendencia intermedia y duran menos de dos semanas (14 días naturales) el 98,7% de las veces. Prácticamente no influyen en las tendencias intermedias o a largo plazo.    

La clasificación de los movimientos de los precios en función de las tres tendencias no es simplemente un ejercicio mental. El inversor que conoce las tres tendencias se centra en la tendencia a largo plazo, pero en función de lo que quiera esforzarse, puede utilizar los movimientos a medio y corto plazo contrarios a la tendencia principal para optimizar los beneficios de distintas maneras.

  • En primer lugar, si la tendencia a largo plazo es alcista, puede optar por aprovechar una reacción secundaria mediante ventas en corto a lo largo de la corrección y luego utilizar los beneficios potenciales para piramidar su posición en largo en algún punto cercano al punto de inflexión de la corrección. 
  • En segundo lugar, puede hacer lo mismo comprando opciones puts o vendiendo opciones calls. 
  • En tercer lugar, puede sobrellevar el movimiento en contra con tranquilidad, sabiendo que se trata de un movimiento intermedio, no a largo plazo. 

Y, por último, puede utilizar los movimientos a corto plazo para programar las compras y las ventas con el objetivo de maximizar los beneficios. Para el especulador, se aplica el mismo tipo de razonamiento, salvo que no está interesado en mantener posiciones a través de reacciones secundarias que se mueven en su contra; su objetivo es moverse con la tendencia a medio plazo en cualquier dirección. El especulador puede utilizar la tendencia a corto plazo para buscar señales de que la tendencia a medio plazo está cambiando. La mentalidad es diferente de la del inversor, pero los principios básicos utilizados para identificar el cambio son muy similares.   
El inversor precavido debe centrarse principalmente en la tendencia a medio plazo. Pero para centrarse con precisión en la tendencia a medio plazo, hay que entenderla en relación con la tendencia a largo plazo o tendencia primaria.

#3: Las tendencias primarias se mantienen hasta que se produce una inversión clara

Este es uno de los elementos más controvertidos de la Teoría de Dow: que el mercado refleja toda la información disponible. Todo lo que hay que saber ya se refleja en los mercados a través del precio. 

Como ya se ha mencionado anteriormente, los precios representan la suma de todas las esperanzas, temores y expectativas de todos los participantes. Los movimientos de los tipos de interés, las expectativas de beneficios, las previsiones de ingresos, las elecciones presidenciales, las nuevas iniciativas de productos y todo lo demás ya están descontados en el mercado, que reacciona con rapidez ante cualquier cambio de sentimiento. Puede ocurrir lo inesperado, pero normalmente sólo afectará a la tendencia a corto plazo. La tendencia principal no se verá afectada. 

#4: Las tres fases de las tendencias primarias

La primera fase de las tendencias primarias indica que los inversores bien informados se benefician de una fase de acumulación (antes de un mercado alcista) o de una fase de distribución (antes de un mercado bajista). A continuación, los traders pasan a una segunda fase de gran participación del público, que es cuando se produce el mayor movimiento de precios. Por último, el mercado experimenta una tercera fase de exceso, caracterizada por un periodo de euforia (al final de un mercado alcista), o de pánico/desesperación (al final de un mercado bajista).

Un mercado bajista primario es un largo movimiento a la baja interrumpido por importantes repuntes. Está causado por diversos desequilibrios económicos y no termina hasta que los precios de las acciones han descontado completamente lo peor que puede ocurrir. 

Existen tres fases principales en un mercado bajista:

  • El primero representa el abandono de las esperanzas sobre los que compraron acciones a precios inflados.
  • El segundo refleja las ventas debido a la disminución del volumen de negocio y los beneficios.
  • La tercera se produce por las ventas masivas de acciones sólidas, independientemente de su valor, por parte de quienes deben encontrar un mercado de efectivo para al menos una parte de sus activos. 

Un mercado alcista primario es un movimiento alcista de gran magnitud, interrumpido por reacciones secundarias, y con una duración media superior a dos años. Durante este tiempo, los precios de las acciones suben debido a una mayor demanda creada tanto por la inversión como por las compras especulativas provocadas por la mejora de las condiciones empresariales y el aumento de la actividad especulativa. 
Un periodo alcista consta de tres fases: 

  1. El primero lo constituye la recuperación de la confianza en el futuro de las empresas.
  2. La segunda es la respuesta de los precios de las acciones a la notable mejora de los beneficios empresariales. 
  3. El tercero es el período en que la especulación es desenfrenada y la inflación aparente [de los precios de las acciones] - un periodo en el que las acciones avanzan sobre la base de esperanzas y expectativas.

#5: El volumen debe confirmar las tendencias primarias 

El volumen debe aumentar en la dirección de la tendencia para confirmarla. Es sólo una indicación secundaria, pero Dow se dio cuenta de que, si el volumen no aumentaba en la dirección de la tendencia, se trataba de una bandera roja. Esto quiere decir que la tendencia posiblemente no sea válida. 

#6: Las tendencias primarias deben confirmarse entre sí en todos los índices de mercado

Este último principio, el de que dos tendencias primarias opuestas no pueden coexistir en dos índices bursátiles diferentes, fue sin duda el más importante para Charles H. Dow. En otras palabras, la tendencia primaria descubierta en un índice bursátil siempre debe ser confirmada por una tendencia similar en otro índice bursátil y viceversa. 

En respuesta a este último principio, Charles H. Dow no se limitó a crear el índice USA 30 Index. También contribuyó al desarrollo de otro índice de mercado, el Dow Jones Transportation Average. 

¿Funciona la teoría de Dow? 

La Teoría de Dow por sí sola no es, ni mucho menos, la forma más completa de prever el comportamiento de los mercados, pero es un valioso componente de los conocimientos que ningún trader prudente debería ignorar. Muchos de los principios de la Teoría de Dow están implícitos en el lenguaje de Wall Street y en el vocabulario de los participantes en el mercado sin que ni siquiera lo sepan.   

Al repasar los principios básicos de la Teoría de Dow, habrás aprendido un método general para evaluar el futuro de los movimientos de los precios del mercado estudiando tanto los movimientos de los precios actuales como los históricos. 

Aunque han cambiado muchas cosas en los últimos 100 años, la teoría de Dow y sus principios siguen siendo aplicables hoy en día y muchos traders los consideran una estrategia de trading válida. Gran parte de lo que sabemos actualmente sobre el análisis técnico tiene su origen en la teoría de Dow. Por lo tanto, todos los participantes de los mercados financieros que utilicen el análisis técnico deberían estar familiarizados con los principios básicos de la teoría de Dow. 

Herramientas y recursos gratuitos

Recuerda que debes tener cierta experiencia y conocimientos de trading antes de decidir operar con los "teoremas" de Dow. Deberías considerar el uso de los recursos educativos que ofrecemos como la Academia CAPEX o una cuenta de trading demo. La Academia CAPEX ofrece muchos cursos para que puedas elegir, y todos abordan un concepto o enfoque financiero diferente - como el análisis fundamental - para que puedas convertirte en un mejor trader.

Nuestra cuenta demo es un gran lugar para que puedas aprender con mayor detalle cómo funcionan los CFDs - así como qué se siente al operar con apalancamiento - antes de arriesgar capital real. Por esta razón, una cuenta demo con nosotros es una gran herramienta para los inversores que buscan dar el salto al trading con apalancamiento.

Compartir este artículo

La información presentada aquí está preparada por CAPEX.com/es y no pretende constituir un asesoramiento de inversión. La información aquí se proporciona como una comunicación general de marketing con propósitos solo de información, y como tal, no se han preparado de acuerdo con los requisitos legales diseñados para promover la independencia de un estudio de inversión, y no está sujeto a ninguna prohibición para hacer frente con antelación a la diseminación de los análisis de inversión.Los usuarios / lectores no deben confiar únicamente en la información presentada aquí y deben hacer su propia investigación / análisis leyendo también la investigación subyacente real.  El contenido adjunto es genérico y no tiene en cuenta las circunstancias personales, la experiencia de inversión o la situación financiera actual.Por lo tanto, Key Way Investments Ltd no aceptará ninguna responsabilidad por las pérdidas de los comerciantes debido al uso y el contenido de la información presentada en este documento. Rentabilidades y predicciones pasadas no garantizan resultados futuros.