Article Hero

Venta en corto

12 minutes
advanced
Short Selling
Miguel A. Rodriguez
Miguel A. Rodriguez
21 marzo 2024

La venta en corto es una técnica de trading muy popular entre los inversores con mucha experiencia. Puede generar grandes beneficios. Pero también implica la posibilidad de perder mucho dinero.

Hay varias formas de ir en corto en una acción. En esta guía, investigamos qué es la venta en corto, cómo funciona y las señales clave a la hora de decidir qué acciones vender en corto. Vender en corto acciones es más complejo que el trading basado en actitudes optimistas del mercado. Por lo tanto, es importante entender cómo vender en corto y las implicaciones de hacerlo. 

Cómo utilizar esta guía: 

  • Comprende cómo vender en corto y qué método es el mejor para ti. 
  • Abre una cuenta demo y practica la venta en corto con fondos virtuales.  
  • Cuando estés preparado, abre una cuenta de trading real para aprovechar los precios de las acciones que se espera que bajen. 

¿Qué es la venta en corto? 

La venta en corto es una estrategia de inversión o trading que especula con la caída del precio de una acción u otro valor. Se trata de una estrategia avanzada que solo deberín seguir traders e inversores experimentados.   

En la tradicional inversión en bolsa, tú comprarías acciones que creed que tienen perspectivas positivas y potencial de crecimiento, lo que se conoce como “ir en largo” o abrir una posición larga. Cuando vendes en corto, lo que pretende es exactamente lo contrario. Los vendedores en corto identifican acciones o mercados que creen que pueden estar a punto de caer. 

Los inversores o los gestores de carteras pueden utilizarlo como cobertura frente al riesgo a la baja de una posición larga en el mismo valor o en otro relacionado. Los traders pueden utilizar la venta en corto como especulación, para beneficiarse de los mercados bajistas. La especulación conlleva la posibilidad de un riesgo sustancial y es un método de trading avanzado. Hedging (cobertura) es una operación más común que consiste en colocar una posición compensatoria para reducir la exposición al riesgo.  

El riesgo de pérdida en una venta en corto es teóricamente ilimitado, ya que el precio de cualquier activo puede subir hasta el infinito. 

¿Cómo funciona la venta en corto de acciones? 

A diferencia de la mayoría de los traders, a los que les gusta comprar barato y vender caro, los vendedores en corto adaptan el orden de esta filosofía y aspiran a vender caro y comprar barato. La venta en corto de acciones es un tema complejo, y hay que tener en cuenta muchas cosas a la hora de vender en corto una acción. Hay una gran variedad de métodos que se pueden utilizar para vender en corto acciones, como la compraventa de acciones, los derivados y el trading con opciones.   

Para facilitar la comprensión, supongamos que las acciones de Lucid Motors cotizan actualmente a 20 dólares por acción, lo que consideras que está sobrevalorado. En previsión de una caída del precio de la acción, decides ir en corto. El resultado dependerá del método de venta que elijas: 

Venta en corto tradicional 

Cuando se vende en corto una acción mediante un método tradicional, los traders toman prestadas acciones que no poseen. Estas acciones suelen prestárselas su bróker financiero. A continuación, el trader vende las acciones prestadas a su valor de mercado. El objetivo del trader es recomprar las mismas acciones a un precio inferior y devolverlas al bróker. Si el precio de las acciones baja, los vendedores en corto se benefician de la diferencia de precio entre el tipo al que tomaron prestadas las acciones y el tipo al que las recompraron.   

Esta es una práctica habitual de las grandes instituciones más que de los inversores particulares, pero algunos brokers facilitan la venta en corto. 

Ejemplo de veta en corto tradicional  

Supongamos que tomas prestadas 100 acciones de Lucid a través de tu brókery luego las vendes al precio actual de mercado de 20 dólares, obteniendo 2.000 dólares por la venta. Cabe señalar que es probable que tengas que pagar una comisión por tomar prestadas las acciones para venderlas en corto. Las acciones bajan de precio como predijiste, caen 2 dólares a 18 dólares por acción, y vuelves a comprar 100 acciones al nuevo precio, más bajo, por 1800 dólares. A continuación, las devuelves a tu bróker para cerrar la operación y quedarte con la diferencia de 2 dólares por acción. Habrías obtenido un beneficio de 200 dólares (menos las tasas del bróker y dividendos que se deban).   

Sin embargo, si tu predicción fuera errónea y el precio de las acciones de Lucid Motors aumentara 2 dólares, podrías decidir cerrar la operación para reducir tus pérdidas. En ese caso, tendrías que comprar las acciones por 2 dólares más de lo que las vendiste, incurriendo en una pérdida de 200 dólares (de nuevo, antes de contabilizar los costes del préstamo y los dividendos que aún tendrías que pagar). 

Trading con derivados 

Los derivados son instrumentos financieros que toman su precio del mercado subyacente. Con los derivados, como los CFDs, no tienes que pedir prestadas acciones a un bróker: simplemente estás especulando con el precio de mercado en lugar de tomar posesión física del activo.   

El trading con CFDs está disponible en todo el mundo, proporcionando un método eficaz para ir en corto en acciones de la mayoría de los países. Los traders con CFDs especulan sobre si creen que el mercado caerá o subirá, recibiendo beneficios por especulaciones correctas e incurriendo en pérdidas por predicciones incorrectas.   

Con el trading con CFDs, estás aceptando intercambiar la diferencia en el precio del activo elegido desde que se abre la posición hasta que se cierra. Cuando vendes en corto un CFD, abres una posición para “vender” el activo.     

>> Aprende más sobre el trading con CFDs 

Ejemplo de venta en corto de acciones con CFDs 

Por ejemplo, digamos que quieres vender en corto la popular acción estadounidense Lucid Motors (LCID) a través del trading con CFDs. Abres una posición para “vender” 100 CFDs sobre acciones a 20 dólares. Tu exposición total al mercado es ahora de 2.000 dólares.   

Los CFDs están apalancados, lo que significa que solo tienes que pagar un depósito por el importe total de la operación para abrirla. Las tasas de margen para las acciones son del 20 %, lo que significa que tienes que depositar 2000 dólares x 20 % = 400 dólares de margen requerido. 

Si el mercado cayera como habías predicho, cerrarías tu posición comprando 100 acciones al nuevo precio de 16 dólares. A continuación, calcularías la diferencia entre el precio de apertura y el precio de cierre, y te beneficiarías de la diferencia: en este caso, 20 dólares - 16 dólares = 4 dólares x 100 acciones = 400 dólares.    

Sin embargo, si te hubieras equivocado y el mercado hubiera subido de precio, hasta 23 dólares, tendrías que comprar 100 acciones al nuevo precio de mercado. Esto supondría una pérdida de 300 dólares (2000 dólares - 2300 dólares = 300 dólares de pérdida).   

Ten en cuenta que cualquier resultado de una operación con CFDs se calcula utilizando el valor total de tu exposición, no solo el depósito, lo que significa que los beneficios o las pérdidas pueden verse magnificados.    

Con CAPEX.com puedes operar con hasta 2.000 CFDs sobre acciones.   

>> Explora nuestra gama de acciones 

Cómo encontrar acciones para vender en corto 

Encontrar el momento adecuado para vender en corto una acción puede marcar la diferencia entre una buena y una mala venta en corto. Por lo general, depende de la estrategia de los traders para encontrar puntos efectivos de entrada y salida del mercado. Nuestra guía sobre los horarios de trading en el mercado de valores también te ayudará a determinar el momento adecuado del día para realizar una operación. La mayoría de los traders utilizarán una combinación de estrategias para determinar cuándo entrarán en el mercado, pero varía claramente entre el análisis técnico y el análisis fundamental

Análisis técnico 

Los analistas técnicos podrían vender en corto una acción en función de la dirección que tome la tendencia general. Utilizando simples indicadores de líneas de tendencia, los analistas técnicos analizarían la dirección de la tendencia de una acción. Si la tendencia no mostrara signos de desaceleración, los analistas técnicos tendrían una oportunidad clave para aprovechar la tendencia a la baja.   

Los indicadores técnicos como Ichimoku, MACD, RSI o las medias móviles pueden proporcionar información clave a los analistas técnicos. Las acciones que caen a través de puntos de apoyo prominentes (retrocesos de Fibonacci, puntos pivote), o caen por debajo de las medias móviles principales pueden continuar en una tendencia descendente.   

Los patrones de velas japonesas pueden proporcionar valiosas señales de venta en corto, al igual que otros patrones gráficos, como cabeza y hombros, triángulos descendentes, cuñas ascendentes o doble y triple techo

Factores fundamentales 

Los informes de beneficios incumplidos representan una gran oportunidad para los vendedores en corto. Si los beneficios de una empresa no se ajustan a las estimaciones de beneficios, es probable que esté obteniendo malos resultados en determinadas áreas. Esto podría provocar que un gran número de inversores iniciaran ventas en corto. Sin embargo, a menudo es mejor mirar más allá de los informes de beneficios, ya que una empresa puede estar obteniendo malos resultados por razones que no afectan al precio de sus acciones. 

Los sectores en declive brindan otra oportunidad a los vendedores en corto. Los sectores que han experimentado un retroceso generalizado debido a innovaciones en otros mercados o a un sentimiento negativo de los clientes pueden provocar el desplome del precio de una acción concreta. Esto también puede verse afectado por acontecimientos políticos y económicos, como las elecciones presidenciales y las guerras comerciales. Cuando un sector se percibe como obsoleto, las empresas de ese espacio competitivo pueden quedar con perspectivas de crecimiento menguantes, lo que provoca que los vendedores en corto se aprovechen. 

La sobrevaloración es un factor común que puede hacer que los vendedores en corto se unan. Las acciones que aparecen constantemente en las noticias pueden hacer que el precio se hinche en relación con su valor real. Cuando estalle la burbuja bursátil, los vendedores en corto se unirán sabiendo que la acción no vale su valor de mercado actual.   

Sin embargo, ten en cuenta que los valores fundamentales de una acción no son los únicos determinantes de su precio. Hay varios factores a tener en cuenta a la hora de vender en corto una acción, y estos factores forman un cuadro complejo. Cada trader debe hacer su propia investigación a la hora de considerar el trading con acciones. 

Beneficios de vender en corto 

Cubrir riesgos. Utilizar las ventas en corto para compensar los riesgos de otros activos de tu cartera es una estrategia conocida de los inversores a largo plazo más expertos. Cubrir tus otras posiciones mediante ventas en corto puede reducir tu exposición global al riesgo. Digamos, por ejemplo, que compraste acciones de NIO y pretendías mantenerlas durante 10 años para beneficiarte del crecimiento previsto de la empresa. Si cualquier perturbación a corto plazo afectara a la tendencia alcista del precio de las acciones de NIO y empezara a caer, podrías cubrir tu posición de inversión mediante la venta en corto. De este modo, cualquier pérdida que existiera en las acciones de NIO podría reducirse con los beneficios de la venta en corto. 

Oportunidad. La mayoría de los mercados financieros son volátiles y sensibles a fuerzas externas. Tener la oportunidad de adoptar una posición en ambos lados del mercado puede ser más útil que tener acceso únicamente a las oportunidades de compra.   

Caídas del mercado y recesiones. La venta en corto es una forma de trading a corto plazo (scalping, day trading o swing trading) que ofrece una de las pocas oportunidades de beneficiarse de las caídas de los mercados bursátiles y las recesiones. Sin la posibilidad de vender en corto una acción, las oportunidades de beneficio se limitarían a los periodos de crecimiento del mercado. 

Riesgos de vender en corto 

Beneficios limitados y pérdidas ilimitadas. Cuando se vende en corto una acción a través de un bróker, el beneficio máximo que se puede obtener es limitado, ya que una acción no puede superar el valor cero. Además, las pérdidas pueden ser hipotéticamente ilimitadas, ya que no hay límite a la subida del precio de las acciones. Sin embargo, cuando se opera con apalancamiento, se pueden utilizar órdenes stop-loss para gestionar este riesgo.   

Short squeeze. Cuando un grupo de vendedores en corto toma una decisión incorrecta de ir en corto, puede cundir el pánico y, en ocasiones, recomprar la acción que estaban vendiendo en corto. Este aumento de la actividad en el mercado puede provocar una presión compradora que haga subir los precios de las acciones. Los vendedores en corto sufren pérdidas cuando el mercado gira en la dirección opuesta a la que sospechaban. Este proceso se conoce como short squeeze. 

Venta en corto de criptomonedas 

Durante 2018, el aumento de las regulaciones y una desaceleración general en el trading con criptomonedas hicieron que el precio de bitcoin (BTC) se desplomara más del 80 %, cayendo desde más de 17.000 dólares en enero hasta un mínimo de 3.152 dólares en diciembre. Mientras que la liquidación fue catastrófica para algunos, para otros la caída de la criptomoneda fue una oportunidad de venta en corto. 

¿Qué es la venta en corto de bitcoin? 

La venta de bitcoin es el acto de vender la criptomoneda con la esperanza de que su valor caiga y puedas volver a comprarla a un precio más bajo. Los traders pueden entonces beneficiarse de la diferencia en el precio de mercado. La venta en corto toma el mantra típico de “comprar barato y vender caro” y le da la vuelta: mientras que sigues comprando barato y vendiendo caro, el trader vende el activo primero y lo vuelve a comprar después.   

Cuando operas con criptomonedas a través de CFDs con nosotros, obtienes exposición a estos activos, al tiempo que conservas una buena liquidez y la capacidad de vender en corto. Además, no necesitas un monedero y no tienes que preocuparte de perder tu clave. ¡Tu atención se centrará siempre en tu trading! 

>> Explora nuestra gama de criptomonedas 

Venta en corto de materias primas 

Ir “en corto” (vender, o vender en corto) con una materia prima significa apostar en contra del precio de la materia prima, como el petróleo o el oro. En otras palabras, crees que el precio de mercado caerá. Si aciertas, obtendrás beneficios, pero, si el precio de mercado sube, tendrás pérdidas.   

Por ejemplo, si crees que algunos acontecimientos pueden causar preocupación por la demanda de petróleo, puedes abrir una posición corta y beneficiarte de la caída del precio del petróleo

Entonces, ¿cómo vas en corto con una materia prima? La buena noticia es que no necesitas poseer materias primas físicas. Ir en corto con materias primas pueden realizarse fácilmente a través de derivados, como contratos por diferencia o contratos de futuros, que permiten especular con los movimientos de los precios. Una de las ventajas del trading con CFDs es que puedes operar con apalancamiento. Esto significa que solo necesitas un pequeño depósito para abrir una posición, al mismo tiempo que te expones al valor total de la operación. Sin embargo, tus beneficios y pérdidas se basarán en el tamaño total de la posición.   

¿Qué es la venta en corto de oro? 

Piensa en este ejemplo de trading con oro: el oro está operando a 1494,05 con un precio de venta de 1493,90 y un precio de compra de 1494,20. Como crees que el precio del oro va a bajar, quieres ir en corto en el mercado utilizando un CFD. Por lo tanto, vendes en corto diez contratos al precio de venta de 1493,90. 

>> Explora nuestra gama de materias primas 

Resumen 

  • La venta en corto es la práctica de tomar acciones prestadas para venderlas al valor actual de mercado y recomprarlas cuando el mercado haya bajado, beneficiándose de la diferencia de precio.   
  • La venta en corto puede utilizarse con fines de cobertura (hedging) o especulativos. 
  • El método tradicional de venta en corto consiste en tomar prestadas acciones que no se poseen, normalmente a través de un bróker de bolsa.   
  • El método alternativo más popular de venta en corto de acciones, pero también de materias primas o criptomonedas, incluye el trading con CFDs.  
  • Si el precio del mercado subyacente baja, podrías obtener beneficios.   
  • La venta en corto conlleva riesgos, como la pérdida ilimitada o verse atrapado en un short squeeze. 

Si quieres practicar la venta en corto de acciones en un entorno sin riesgos, puedes abrir una cuenta demo con CAPEX.com y empezar a probar tu trading con CFDs. O, si te sientes preparado para empezar a vender acciones en corto en mercados reales, puedes abrir una cuenta y estar listo para operar en menos de cinco minutos. 

disclaimers_academy

course_share_title

article_rating_title

awful
ok
great
awesome

read_more

Miguel A. Rodriguez
Miguel A. Rodriguez
financial_writer

Miguel comenzó su destacada carrera profesional en reputadas instituciones financieras como el Banco Santander y el Banco Central-Hispano. Es autor de importantes libros sobre trading en el mercado de divisas.