Notifications Bell

El comentario sobre la inflación de Waller, miembro de la Fed, toma al mercado por sorpresa

El comentario sobre la inflación de Waller, miembro de la Fed, toma al mercado por sorpresa

El viernes, Waller, funcionario de la Fed, declaró que la inflación es alarmantemente alta y que la subida de tipos de interés está garantizada poco después del tapering.

En este escenario, las expectativas de un alza en marzo se elevaron a más del 56% y para los meses posteriores también aumentaron.

La Fed, en su reunión proyectó que los tipos de los fondos federales serían del 0,9% al final del año próximo. Eso significan alrededor de dos o tres subidas de 0,25%, pero si como manifestó Waller, las subidas de tipos comenzarían en marzo, hay 9 reuniones de la Fed hasta final de año por lo que las expectativas de tipos de interés se elevan.

Como suele ser habitual, el mercado de divisas es el que reaccionó de manera más rápida y directa ante este importante cambio en las expectativas sobre la política monetaria con subidas generalizadas del dólar que llevaron al par EUR/USD a los niveles más bajos de las últimas dos semanas.

Técnicamente, encuentra un nivel de referencia en la zona de 1,1185, últimos bajos alcanzados y que actuaría como soporte a romper para reanudar la tendencia a la baja.

GráficoDescripción generada automáticamente

En el mercado de deuda estadounidense, los rendimientos en la zona más corta de la curva experimentaron subidas con el bono de dos años negociándose a 0,64% al final de la sesión.

Sin embargo, el extremo más largo continúa bajo presión con el rendimiento del bono de 10 años negociándose a 1,37% cuando hace menos de un mes, se cotizaba al 1,69%. Algo realmente extraño dado que la Fed va a reducir sustancialmente las compras de bonos para finalizar en el mes de marzo y las expectativas de inflación han aumentado considerablemente.

Esta situación puede ser explicada por los flujos de inversión en busca de activos refugios, por el incremento de la aversión al riesgo ante unas previsiones menos optimistas sobre el crecimiento de la economía y el aumento exponencial de contagios tras la irrupción de la nueva variante Ómicron.

Este sentimiento de mercado, además del cambio en las políticas monetarias hacia una más restrictiva, se reflejó en el desempeño de los índices bursátiles. Los índices norteamericanos terminaron la semana con pérdidas y con alta volatilidad.

De ellos el que sufrió el mayor retroceso durante la sesión del viernes fue el DowJones 30 con una caída del 1,50%, afectado sobre todo por el pesimismo sobre el crecimiento económico.

Técnicamente, rebotó ligeramente desde la media móvil de 100 días situada en 35.153, nivel que ahora actúa como soporte, por encima de la zona de 0,50% retroceso de Fibonacci en 34.980 que sería el siguiente nivel por batir si la tendencia a la baja continúa.

GráficoDescripción generada automáticamente

Fuentes: Bloomberg, Reuters

La información presentada aquí está preparada por Miguel A. Rodriguez y no pretende constituir un asesoramiento de inversión. La información aquí se proporciona como una comunicación general de marketing con propósitos solo de información, y como tal, no se han preparado de acuerdo con los requisitos legales diseñados para promover la independencia de un estudio de inversión, y no está sujeto a ninguna prohibición para hacer frente con antelación a la diseminación de los análisis de inversión.

Los usuarios / lectores no deben confiar únicamente en la información presentada aquí y deben hacer su propia investigación / análisis leyendo también la investigación subyacente real.

Key Way Investments Ltd no influye ni tiene ningún aporte para formular la información contenida en este documento. El contenido adjunto es genérico y no tiene en cuenta las circunstancias personales, la experiencia de inversión o la situación financiera actual.

Por lo tanto, Key Way Investments Ltd no aceptará ninguna responsabilidad por las pérdidas de los comerciantes debido al uso y el contenido de la información presentada en este documento. Rentabilidades y predicciones pasadas no garantizan resultados futuros.