Article Hero

Invertir en bolsa

34 minutes
intermediate
How to Invest in Stocks
Miguel A. Rodriguez
Miguel A. Rodriguez
13 diciembre 2023

Si quieres invertir en bolsa, pero no sabes cuáles son los primeros pasos, has llegado al lugar correcto. Aquí te explicamos los aspectos básicos que debes conocer para empezar a invertir.

Quizás te sorprenda saber que una inversión de 10.000 dólares en el índice S&P 500 hace 50 años valdría hoy más de un millón de dólares. Invertir en bolsa, cuando se hace bien, es una de las formas más eficaces de crear riqueza a largo plazo. Pero por desgracia, no hay garantías. Algunas veces, una acción puede seguir bajando de precio aun cuando puede parecer una muy buena idea de inversión según los factores de análisis para invertir en acciones que se comentarán a lo largo de esta guía.    

A continuación, te presentamos una guía con algunos de los elementos que debes conocer sobre cómo empezar a invertir en bolsa:

  1. Decide cómo invertir en bolsa: hacer trading con acciones te permite especular con el movimiento de los precios; mientras que comprar acciones te permite ser titular directo de las acciones.
  2. Selecciona las acciones en las que deseas invertir: puedes elegir entre más de 2.000 CFDs sobre acciones y fondos o más de 5.000 acciones al contado y ETFs con CAPEX.com 
  3. Abre tu posición: crea una cuenta de trading con nosotros para comenzar a invertir en los mercados bursátiles.

En esta guía encontrarás todo lo que necesitas saber sobre cómo invertir en acciones.

¿Por qué invertir en bolsa?

Invertir en bolsa hace referencia a comprar acciones de una empresa que cotiza en la bolsa de valores o especular con la subida o bajada del precio del activo subyacente a través del trading con CFDs.

Para las empresas, la emisión de acciones es una forma de obtener dinero para crecer e invertir en sus negocios. Para los inversores, las acciones son una forma de hacer crecer su dinero y superar la inflación a lo largo del tiempo o de capitalizar las ganancias sobre el precio de las acciones a corto plazo.

Los precios de las acciones subirán y bajarán en función de los resultados de una empresa. Lo más probable es que unos beneficios mejores de lo esperado hagan subir las cotizaciones, mientras que unos beneficios más débiles podrían hacerlas bajar, pero existen numerosas razones por las que el precio de las acciones de una empresa puede cambiar.

Puedes optar por invertir en acciones comprando directamente las acciones, o puedes especular con la subida o bajada del precio de las acciones con instrumentos financieros derivados. Ambas opciones tienen sus propios pros y contras, que explicaremos más adelante a lo largo de esta guía.

Una de las mejores maneras para que las personas que están comenzando a invertir en bolsa aprendan sobre cómo invertir en acciones es abrir una cuenta de trading con un bróker online. Con los brokers online, puedes empezar a invertir en bolsa por el precio de una sola acción.

Invertir en acciones al contado en España

Lo atractivo

Beneficios de la inversión – Una de las principales ventajas de invertir en acciones es la posibilidad de hacer crecer tu dinero. Aunque los precios de las acciones suelen subir y bajar a diario, a lo largo del tiempo, el mercado de valores tiende a aumentar de valor. Las inversiones en empresas estables con potencial de crecimiento suelen generar beneficios para los inversores.

Asimismo, podrás aumentar tu patrimonio al invertir en varias acciones diferentes aprovechando el crecimiento de los distintos sectores de la economía, lo que te reportará beneficios incluso si algunas de tus acciones pierden valor.

Ingresos por dividendos - Algunas acciones proporcionan ingresos en forma de dividendos. Aunque no todas las acciones ofrecen dividendos, las que lo hacen realizan pagos anuales a los inversores. Estos pagos se realizan incluso si la acción ha perdido valor y representan un ingreso adicional a los beneficios que se obtienen al vender la acción. Los ingresos por dividendos pueden ayudar a financiar una jubilación o a realizas más inversiones a medida que tu cartera de inversión va creciendo. 

Titularidad - Comprar acciones significa asumir una participación en la propiedad de la empresa de la que se compran acciones. Esto significa que invertir en el mercado de valores también conlleva beneficios al ser uno de los propietarios de una empresa. Los accionistas votan a los miembros del consejo de administración y a determinadas decisiones empresariales. También reciben informes anuales para conocer más a fondo la situación de la empresa. 

Especulaciones a corto plazo –Los inversores que asumen riesgos (traders) pueden tratar de capitalizar las ganancias a corto plazo sobre el precio de las acciones. En lugar de comprar acciones, especulan con el valor de las mismas. Pueden especular con la subida del precio abriendo una posición en largo, así como con la bajada del precio al abrir una posición en corto, lo cual es posible gracias al trading con instrumentos financieros derivados como los CFDs. 

El riesgo

Los rendimientos no están garantizados – Aunque las acciones han tenido históricamente un buen rendimiento a largo plazo, no hay garantía de que vayas a ganar dinero con una acción en un momento dado. Aunque existen algunos factores para evaluar una acción, nadie puede predecir con exactitud el rendimiento futuro de un activo. No hay garantías de que los precios vayan a subir o de que la empresa vaya a pagar dividendos. O que una empresa vaya a seguir funcionando.

Puedes perder dinero – Los precios de las acciones pueden cambiar a menudo y por muchas razones. Debes estar cómodo con el riesgo de que puedas perder todo tu dinero cuando compres y vendas acciones, especialmente si no piensas invertir a largo plazo. Si utilizas el apalancamiento para invertir en acciones, como realizar compras con margen o vender en corto, podrías perder más de lo que inviertes. 

Apalancamiento - Disponible cuando se utilizan productos financieros derivados, el apalancamiento ofrece una exposición total al mercado a cambio de un depósito inicial -conocido como margen- para abrir una posición. Pero ten en cuenta que el apalancamiento puede aumentar tanto tus beneficios como tus pérdidas, ya que se basarán en la exposición total de la operación, no sólo en el margen necesario para abrirla. Esto significa que las pérdidas, así como los beneficios, podrían superar con creces tu margen.

¿Cómo empezar a invertir en bolsa?

¿Quieres empezar a invertir en acciones? Aquí tienes una lista con cinco pasos que te ayudará a dar el salto:

  1. Elige cómo quieres invertir en bolsa
  2. Conoce la diferencia entre acciones y fondos que invierten en acciones
  3. Comprende los riesgos y las tasas de invertir en acciones
  4. Descubre qué mueve el precio de las acciones
  5. Haz tu análisis y selecciona tus inversiones en acciones

Paso 1 – Elige cómo quieres invertir en bolsa

Existen varias maneras de empezar a invertir en acciones. Elige la opción de abajo que mejor represente la forma en la quieres invertir en bolsa y lo práctico que quieres ser con la elección de las acciones en las que inviertes.

Los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de definir tu estrategia de inversión son tu horizonte temporal, tus objetivos financieros, tu tolerancia al riesgo, tu tramo fiscal y sus limitaciones de tiempo. A partir de esta información, existen dos enfoques principales para invertir en bolsa.

Inversión pasiva en acciones

La inversión pasiva es una forma de gestionar tus inversiones en bolsa para obtener la máxima eficacia a lo largo del tiempo. En otras palabras, es un método de inversión en acciones que adopta el enfoque de comprar y mantener las acciones en tu cartera.

La idea principal que subyace a la estrategia de comprar y mantener es la de seguir invirtiendo a lo largo de los ciclos del mercado, ya que incluso el hecho de perderse sólo algunos de los mejores días en bolsa puede tener un gran impacto en los rendimientos de tu cartera a largo plazo.

Pero a pesar de las evidencias que apoyan este enfoque de inversión de comprar y mantener, a muchos inversores les resulta difícil sentarse y no hacer nada con sus inversiones. 

Esto suele suceder por la ansiedad y la incomodidad asociadas a un mayor nivel de riesgo que puede hacerte operar en exceso. Durante los periodos de volatilidad del mercado, invertir con este enfoque de comprar y mantener puede convertirse rápidamente en una estrategia activa de operar con acciones. Esto puede provocar que no sólo acabes comprando y vendiendo en el momento equivocado, sino que también podría aumentar tus costes de inversión a través de las comisiones de trading. 

La idea que subyace a la estrategia de comprar y mantener es que, a largo plazo, se obtiene una recompensa por asumir un riesgo adicional, pero sólo si se mantiene el plan.

Pero no hay garantías. Puedes comprar y mantener, pero al final puedes perder dinero.

Sin embargo, también existe la posibilidad que algunos inversores no consigan buenos rendimientos porque sus carteras están demasiado concentradas en las acciones de una o dos empresas. Si bien este mayor nivel de riesgo puede suponer una mayor rentabilidad, existe un peligro muy real de que una empresa concreta no funcione como se espera, o incluso de que cierre. Una cartera de inversión bien diversificada ayuda a los inversores a reducir los riesgos asociados que son específicos de la empresa o del sector.

Puedes hacerlo para beneficiarte de los movimientos de precios al alza a largo plazo o para recibir dividendos y capitalizar tus inversiones gracias al interés compuesto. 

Al crear una cuenta en CAPEX Invest, tendrás disponible más de 5.000 acciones al contado, y la posibilidad de poder operar con 0 comisiones según el tipo de cuenta. Sin embargo, también puedes utilizar los ETFs (Exchange-Traded-Funds) para invertir en una cesta de valores que represente un índice o un sector del mercado.

Inversión activa en acciones

Un enfoque activo de invertir en acciones requiere comprar y vender, en función de las condiciones del mercado. La inversión activa en acciones adopta el enfoque contrario, con la esperanza de maximizar las ganancias comprando y vendiendo con mayor frecuencia y en momentos concretos.

Si deseas adoptar una posición a más corto plazo, puedes considerar la posibilidad de operar con acciones, una forma de inversión más especulativa. Al utilizar productos financieros derivados como los CFD (contratos por diferencia), podrás "ir en corto" además de ir en largo. Ir en corto es lo contrario de ir en largo, lo que te permite beneficiarte si predices correctamente una depreciación en el precio de una acción.

Sin embargo, ten en cuenta que las ventas en corto es un método de trading de alto riesgo porque los precios de las acciones pueden seguir subiendo, teóricamente, sin límite. Es esencial tomar medidas para gestionar el riesgo.

También es importante tener en cuenta que los CFDs son instrumentos con apalancamiento que difieren de la inversión tradicional en acciones. 

En la inversión pasiva, al comprar y tener el activo, pagas el importe total del mismo por adelantado. En cambio, al operar con apalancamiento puedes abrir una posición con un pequeño depósito (llamado "margen") en lugar de pagar el valor total de tu posición. Sin embargo, las pérdidas y los beneficios se siguen calculando en función del tamaño total de la posición y pueden superar su depósito inicial de margen.

Puedes hacerlo para especular a partir de los movimientos alcistas y bajistas a corto y medio plazo de las acciones individuales.

Una vez que hayas creado una cuenta de trading real con CAPEX.com, tendrás más de 2000 CFDs sobre acciones para elegir, incluyendo CFDs fraccionados sin apalancamiento y con 0 comisiones sobre acciones. Sin embargo, también puedes utilizar los CFDs para tomar posiciones directamente sobre los principales índices bursátiles y ETFs (Fondos cotizados en bolsa).  

Paso 2 – Conoce la diferencia entre acciones y fondos que invierten en acciones  

Ahora es el momento de empezar a investigar en qué invertir. Hay diversas formas de invertir en bolsa y hay mucho por saber, así que más vale la pena investigar.

Las acciones son una buena opción si quieres invertir en empresas concretas. Solo ten en cuenta que debes analizar la propia empresa y su rendimiento a lo largo del tiempo:

Acciones   

Una acción es un valor que ofrece a los accionistas la oportunidad de comprar una parte de una empresa determinada. Hay distintos tipos de acciones para elegir, así que asegúrate de conocer tus opciones, lo que ofrecen y lo que se ajusta a tu presupuesto y objetivos de inversión:

Acciones value o Value stocks - De esta forma puedes invertir como Warren Buffett. Lleva utilizando esta estrategia desde que empezó a invertir en los años 50. 

Las acciones value cotizan a precios bajos por varias razones. A veces, una empresa se está recuperando de un período difícil. Otras pueden haber tenido problemas legales o regulatorios en el pasado. Pero una vez que estas empresas se recuperan, han sido históricamente las mejores inversiones de Wall Street.

Inversores como Buffett han hecho una fortuna invirtiendo en las acciones de estas empresas. Suelen tener un rendimiento superior al del mercado general a largo plazo.

Acciones que pagan altos dividendos - Se trata de acciones que pagan una rentabilidad por dividendo superior a la rentabilidad media de los valores del S&P, que actualmente se sitúa en torno al 1,9 %.

Históricamente, la mitad de la rentabilidad de las acciones procede de los dividendos. Por este motivo, las acciones con altos dividendos suelen ser las más rentables a largo plazo.

La alta rentabilidad por dividendo es indicativa de una empresa con fundamentos sólidos. Muchos inversores buscan la combinación de crecimiento e ingresos que proporcionan estas acciones con altos dividendos.

Las acciones con altos dividendos suelen ofrecer al menos cierta protección contra las caídas del mercado. Por tanto, muchos inversores empiezan a darse cuenta de las ventajas de las acciones que también producen ingresos.

Aunque no siempre son las más rentables a corto plazo, suelen estar entre las mejores acciones para tenerlas a largo plazo. Y si eres joven, ese debería ser tu objetivo.

Acciones growth o Growth stocks - Se trata de acciones de empresas que crecen más rápido que las empresas del mercado bursátil general, e incluso más rápido que sus competidores. 

La mayoría no pagan dividendos, sino que prefieren reinvertir los beneficios para generar más crecimiento. La rentabilidad de los valores de crecimiento radica en el aumento de su cotización a largo plazo.

También son acciones muy arriesgadas y es mejor adquirirlas a través de fondos. Aunque tienen un gran potencial de aumento en sus precios, también pueden ser muy volátiles. Aunque suelen liderar el mercado durante las rachas alcistas, a menudo son las que más sufren en las caídas del mercado.

Aun así, las acciones de crecimiento se encuentran entre las mejores acciones para obtener una rentabilidad a largo plazo.

Además de comprar acciones individuales, puedes considerar los fondos que invierten en acciones.

Fondos de inversión en acciones

"Fondo de acciones" y "fondo de renta variable" describen un tipo de sociedad de inversión que invierte principalmente en acciones o "valores". Los fondos de inversión en acciones ofrecen exposición a los mercados bursátiles más grandes y líquidos del mundo, y pueden dar a los inversores la posibilidad de adquirir acciones de algunas de las empresas más exitosas del mundo.

ETFs – Fondos cotizados en bolsa

A diferencia de las acciones, que representan a una sola empresa, los ETF representan una cesta de valores. Como los ETFs incluyen múltiples activos, pueden proporcionar una mejor diversificación que una sola acción. Esa diversificación puede ayudar a reducir la exposición al riesgo de tu cartera de inversión.

Los fondos cotizados permiten invertir en muchos valores a la vez, y los ETF suelen tener comisiones más bajas que otros tipos de fondos. Además, es más fácil operar con ETFs

>> Qué es un ETF y cómo funciona  

Fondos de inversión

Este vehículo de inversión permite a los inversores poner en común su dinero para invertir en varios activos y se parecen a algunos ETF en ese sentido.

Sin embargo, los fondos de inversión son siempre gestionados de forma activa por un gestor de fondos, a diferencia de los ETF, que se gestionan de forma pasiva. La mayoría de los fondos de inversión se clasifican en una de las cuatro categorías principales: fondos de bonos, fondos del mercado monetario, fondos de acciones y fondos objetivo (fondos de fecha objetivo).  

Fondos indexados

Este tipo de vehículo de inversión es un fondo de inversión diseñado para seguir un índice bursátil concreto, como el S&P 500. Los fondos indexados invierten en acciones o bonos de varias empresas que cotizan en un índice determinado. 

Debes familiarizarte con los distintos tipos de instrumentos de inversión en acciones y comprender los riesgos y beneficios de cada tipo de activo. Por ejemplo, invertir en acciones puede ser lucrativo pero también muy arriesgado. Como ya hemos dicho, los fondos de inversión se gestionan activamente, mientras que los ETFs basados en índices y los fondos indexados se gestionan de forma pasiva.  

Es importante tenerlo en cuenta porque sus costes y responsabilidades varían en función de un enfoque activo o pasivo. Los fondos de inversión están gestionados por profesionales y pueden tener comisiones más elevadas. Con los ETFs y los fondos indexados, puedes comprarlos y pueden tener comisiones más bajas. Tener una cartera diversificada puede ayudarte a gestionar el riesgo al no tener todos los huevos en la misma cesta. 

Construir una cartera diversificada con acciones individuales puede llevar mucho tiempo, sobre todo para los que empiezan. Por eso los expertos recomiendan a los inversores principiantes que se centren en fondos cotizados (ETFs), que ofrecen una amplia gama de activos en un solo instrumento. 

Paso 3 – Comprende los riesgos y las tasas de invertir en acciones 

Los riesgos y los gastos varían en función de si operas con CFDs sobre acciones o adquieres acciones tradicionales. El trading puede considerarse más arriesgado que el operar con acciones tradicionales, debido al uso del apalancamiento. Pero comprar acciones también conlleva un riesgo, y no hay garantía de que tus inversiones aumenten de valor, por lo que podrías recibir menos de lo que has invertido inicialmente.

Antes de decidir cómo invertir en acciones, debes tomar medidas para gestionar tu riesgo. En Academia CAPEX tenemos cursos que te permitirán conocer sobre la gestión del riesgo, money management para saber cómo mitigar tu exposición al riesgo en los mercados financieros globales.

Comprar directamente acciones y ETFs

Invertir en acciones mediante la compra directa conlleva su propio riesgo, ya que estás apostando por una sola empresa en lugar de diversificar tu exposición a través de un ETF u otro fondo.

Puedes invertir en acciones comprando ETFs que siguen a un grupo de empresas, para beneficiarte del crecimiento global de un índice o sector.

El apalancamiento no está disponible al invertir acciones y fondos, por lo que tendrás que pagar el valor total por adelantado.

Los gastos de inversión varían según la forma en la que deseas tomar una posición, ya que en general es un pequeño porcentaje del valor de tu inversión.

¿Por qué comprar acciones y fondos con CAPEX.com?

  • Costes bajos, incluyendo operaciones con cero comisiones según el tipo de cuenta.
  • 10 mercados internacionales y más de 5.000 acciones y fondos para elegir.
  • Asistencia dedicada por chat, correo electrónico y teléfono.
  • Facilidad de acceso con una aplicación móvil para gestionar tus inversiones.

>> Aprende cómo comprar acciones

Opera con acciones, ETFs e índices a través de CFDs 

El riesgo de hacer trading online es mayor que el de comprar acciones debido al uso del apalancamiento, que puede aumentar tanto las pérdidas como los beneficios.

Fijar topes a tus posiciones puede ayudar a mitigar tu exposición al riesgo.

El trading también permite especular con los movimientos de precios de un índice, que es un conjunto de acciones de muchas empresas diferentes, lo que te permite obtener exposición a todo un sector o economía a la vez. 

Los CFDs tienen en general una pequeña comisión al abrir y cerrar una posición.

¿Por qué operar con acciones en CAPEX.com?

  • Puedes ir en largo o en corto, especulando con la subida o la bajada de los precios.
  • Puedes utilizar los CFDs como herramienta de cobertura.
  • No hay que pagar comisiones al operar, sólo un spread y swap nocturno si tu posición permanece abierta durante la noche.
  • Más de 2.000 CFDs sobre acciones, índices, ETFs o materias primas.

>> Aprende cómo operar con acciones

Paso 4 - Descubre lo que mueve el precio de las acciones

Antes de salir a bolsa mediante una OPV, las acciones de una empresa tendrán un rango de precios establecido, a menudo determinado por el suscriptor de la OPV (normalmente un gran banco). Esta horquilla se fijará en función del interés previsto en la cotización, así como de los datos fundamentales de la empresa, como sus ingresos, sus productos y su popularidad. 

Una vez finalizada la OPV, las fluctuaciones en el precio de las acciones se deben a los cambios en la oferta y la demanda de las mismas. Si la oferta es mayor que la demanda, el precio de la acción podría bajar; si la demanda es mayor que la oferta, el precio de la acción podría subir.

A largo plazo, hay una serie de razones por las que la demanda de una acción puede fluctuar con el tiempo. Estas razones incluyen:

Informes de resultados 

Las empresas suelen publicar informes provisionales sobre sus resultados financieros de forma trimestral y un informe completo una vez al año. Estos informes pueden influir en el precio de las acciones de una empresa, ya que los traders e inversores utilizan datos como los ingresos, ganancias y beneficio por acción (BPA) como parte de su análisis fundamental.

Datos macroeconómicos

El estado de la economía en el que opera una empresa afectará a su crecimiento. La publicación de datos económicos como el producto interior bruto (PIB) y las ventas minoristas pueden influir considerablemente en la cotización de las acciones de las empresas: datos sólidos pueden hacer que suban, mientras que cifras débiles pueden hacer los precios caigan. 

Sentimiento del mercado  

Los movimientos del precio de las acciones no siempre se basan en el análisis fundamental. La opinión que el público, así como los participantes en el mercado, tienen sobre una determinada acción puede hacer que la demanda fluctúe. Así es como se forman algunas burbujas especulativas.

Tipos de interés 

Si los tipos de interés son bajos, la actividad en el mercado bursátil se podría incrementar, a pesar de los factores anteriores mencionados aquí. Esto se debe a que un mayor número de personas podría recurrir a las acciones para obtener una mayor rentabilidad de la que podrían obtener si ahorraran su dinero en una cuenta bancaria. 

Paso 5 – Haz tu análisis y selecciona tus acciones 

Invertir en bolsa está lleno de estrategias y enfoques para operar, pero algunos de los inversores más exitosos han hecho poco y sólo han seguido lo básico. Eso significa utilizar fondos para la mayor parte de su cartera de inversión - Warren Buffett ha dicho que un ETF del S&P500 de bajo coste es la mejor inversión que la mayoría de la gente puede hacer - y elegir acciones individuales sólo si crees en el potencial de crecimiento a largo plazo de la empresa.

Si te gusta la idea de invertie en acciones individuales, aprender a investigar y estudiar las acciones toma su tiempo. 

A la hora de elegir una acción, es importante que lleves a cabo tu propia investigación sobre la empresa, el sector y la economía. Debes utilizar tanto el análisis fundamental como el análisis técnico a la hora de evaluar las finanzas de una empresa y la posible evolución futura del precio de las acciones.

Primer criterio – la calidad de la divisa subyacente

En la actualidad, gran parte de los consejos que pretenden cubrir la inversión en el mercado de valores se centran en la selección individual de acciones extranjeras o locales sin tener en cuenta un aspecto fundamental: la calidad de la divisa subyacente.

Cualquiera que tenga su cartera de acciones demasiado concentrada en una divisa a cuyo valor se está depreciando ha pagado una penalización innumerables veces, se dé cuenta o no. 

Para protegerte, necesitas que la mayor parte posible de tus acciones estén denominadas en divisas que probablemente mantengan su valor real o se revaloricen a largo plazo y aumenten con ellas el valor de tu cartera. Porque una buena inversión en acciones denominada en la divisa equivocada puede convertirse en una mala inversión en acciones y viceversa.

Paso 1 – Identifica las divisas que deseas tener en tu cartera  

  • Estudia los gráficos semanales o mensuales del mercado de divisas o los índices de divisas representativos de tu periodo de tenencia u horizonte temporal previsto. Si piensas comprar y mantener acciones durante meses o años, querrás ver las tendencias de los años anteriores.
  • Identifica las divisas con las mejores tendencias alcistas durante ese periodo. 
  • Comprueba que los fundamentos económicos nacionales subyacentes apoyan esa tendencia con un buen crecimiento, o al menos con unos ratios de deuda en relación con el producto interior bruto (PIB) sistemáticamente bajos y una cultura de disciplina fiscal, y no unos déficits presupuestarios y comerciales crecientes.  

Paso 2 – Asigna un porcentaje de tu cartera a cada divisa

Asigne porcentajes de tu cartera a instrumentos denominados o vinculados a aquellas divisas que tienen más probabilidades de apreciarse a largo plazo.  

Paso 3 – Elige las acciones individuales que proporcionen ese porcentaje de exposición

A continuación, busca los activos específicos que desees y que estén denominados o expuestos a esas divisas, de modo que tengas una parte determinada de tu cartera en las divisas adecuadas y en activos en esas divisas. 

Segundo criterio – la calidad de las empresas 

Considera la posibilidad de buscar acciones con un PER bajo, por ejemplo, superior a cero (muestra que la empresa es rentable) pero inferior a cinco. Asimismo, considera la posibilidad de buscar acciones en los que el PER futuro sea inferior al PER actual. Esto demuestra que se espera que los beneficios aumenten y, si lo hacen, comprar la acción al precio actual parece ser una buena idea.

La fecha de salida a bolsa (OPV) debe ser de hace más de un año; se da preferencia a las acciones de empresas que llevan 10 años o más cotizando en bolsa.

Busca precios superiores a $2 por acción, nada de acciones de un céntimo. Además, ten en cuenta el volumen medio (más de 300.000 acciones) y el margen operativo (más del 10 %).

Si las acciones que pagan dividendos están en tu radar, busca un rendimiento superior al 5 %, pero un ratio de reparto inferior al 100 %. 

Con los filtros anteriores, podrás obtener una lista de acciones con las que podrías operar. Sin embargo, normalmente no vale la pena invertir en todas esas acciones.  

Tercer criterio – gráficos de las acciones

Observa los gráficos de las acciones que has obtenido por los filtros anteriores y ten en cuenta los siguientes factores de inversión:

  • Sólo compra acciones en la zona de soporte principal a largo plazo. Queremos comprar acciones a precios baratos (en comparación con los valores históricos), no a precios caros. Las operaciones de inversión no requieren un stop loss, pero deberías tener en mente un precio en el que salirse si las condiciones no mejoran para la acción. Una inversión no significa que la mantengas para siempre si no hace lo que esperas. Ten una baja tolerancia a las acciones cuyo precio continúa cayendo.

Además, ten un plan de salida para saber cómo cerrar una operación rentable o perdedora. Define cómo y por qué cerrarás la operación. Dado que utilizamos el soporte para entrar en la operación, puedes considerar salir justo por debajo de un nivel de resistencia a largo plazo. Una vez que salgas de la operación, no debes preocuparte por lo que la acción haga después. Toma el dinero e invierta en otras acciones, pasando de nuevo por el mismo proceso, tal y como se ha comentado anteriormente.

Esto nos lleva a una última pauta sobre cómo elegir las acciones:

  • Si se compra en la línea de soporte y se planea salir justo por debajo de la línea de resistencia, el potencial alcista debería superar el riesgo a la baja. En muchos casos, los estrategas del mercado consideran que la relación riesgo/beneficio ideal para sus inversiones es de aproximadamente 1:3, es decir, tres unidades de rendimiento esperado por cada unidad de riesgo adicional. Los inversores pueden gestionar el riesgo/beneficio de forma más directa mediante órdenes de stop-loss y take-profit.

¿Cuáles son las estrategias de inversión en acciones más populares?

Las mejores estrategias de inversión en acciones no son siempre las que tienen los mayores rendimientos históricos. Las mejores son las que funcionan para tu objetivo y tolerancia al riesgo. En otras palabras, la mejor estrategia es la que mejor te funciona.

No adoptes una estrategia de inversión en acciones y luego la abandones por una nueva tendencia que hayas encontrado en Internet. Mantente con los fundamentos que hayan sido contrastados por el tiempo. Analiza cuál de las siguientes estrategias de inversión en acciones se adapta a tus necesidades y operativa.

Growth Investing

Growth Investing o inversión en crecimiento mediante el análisis fundamental es uno de los estilos más antiguos y básicos. Se trata de una estrategia de inversión activa. Implica el análisis de los estados financieros y de los factores de la empresa que está detrás de las acciones. El objetivo es encontrar una empresa cuyas métricas muestren potencial de crecimiento en los próximos años.

Este estilo de inversión busca construir una cartera de 10 o más valores individuales. Si eres principiante, puede llevarte mucho tiempo hacer la investigación necesaria para que esta estrategia tenga éxito, pero es lo que muchos gestores de fondos utilizan para obtener rendimientos.

Las acciones de crecimiento, como AAPL, FB o GOOG, suelen rendir mejor en las fases maduras de un ciclo de mercado. La estrategia refleja lo que hacen los inversores en las economías sanas (tienen mayores expectativas de crecimiento futuro y gastan más dinero). Las empresas tecnológicas son un buen ejemplo de ello. A menudo sus valoraciones son altas, pero pueden crecer más allá de esas valoraciones cuando el entorno es el adecuado.

Value Investing

En términos sencillos, si eres un inversor en valor, buscas acciones que se vendan con "descuento". Quieres encontrar una ganga.

El sentido común y el análisis fundamental son la base de muchos de los principios del value investing o  la inversión en valor. El margen de seguridad, que es el descuento al que cotiza una acción en comparación con su valor intrínseco, es un principio fundamental.

Los parámetros fundamentales, como la relación precio-beneficio (PER), por ejemplo, reflejan los beneficios de la empresa en relación con su precio. Un inversor en valor puede invertir en una empresa con un ratio PER bajo porque proporciona un indicador para determinar si una empresa está infravalorada o sobrevalorada.

En lugar de dedicar tiempo a buscar acciones de valor que se adapten a este enfoque, puedes comprar fondos cotizados (ETFs) que contengan acciones. Estos valores siguen teniendo riesgos similares a los de las acciones de valor, así que haz tus deberes.

Buy and Hold

Los inversores en esta estrategia de "Buy and Hold" o comprar y mantener creen que "time in the market" es mejor que "timing the market". Si utilizas esta estrategia, comprarás acciones y las mantendrás durante largos periodos de tiempo. La idea es que los rendimientos a largo plazo pueden superar la volatilidad a corto plazo. Esta estrategia de inversión en acciones es lo contrario a market timing.

Hacer trading de forma activa

Operar activamente en los mercados o el trading activo de acciones es más difícil. Pocos son los que lo intentan y tienen éxito. Y son aún menos los que obtienen rendimientos considerables.

La mayoría de los traders que operan activamente en el mercado utilizan alguna forma de análisis técnico. Esta herramienta de análisis se centra en los cambios en el precio de las acciones más que en las medidas asociadas al negocio subyacente. De este modo, puedes beneficiarte de los movimientos a mucho más corto plazo, ya sea haciendo scalping, day trading o swing-trading. Asimismo, tienes la posibilidad de utilizar el apalancamiento con tus estrategias de trading.

Con esta estrategia de trading, puedes trabajar en cualquier marco temporal, desde meses, días, minutos o incluso segundos. Utiliza los datos de precios proporcionados por exchanges o plataformas de trading para ver los patrones de precios y las tendencias del mercado. Los puedes utilizar para predecir los movimientos futuros de los precios. Para aumentar tus posibilidades, debes establecer parámetros para los niveles de riesgo, beneficios y pérdidas.

¿Cuáles son las acciones más populares para invertir?   

A continuación, mostraremos un selecto grupo de acciones y cesta de valores considerados como algunos de los mejores valores para invertir. Los valores que se muestran a continuación no necesariamente han producido las mayores variaciones porcentuales en el precio de las acciones. Más bien, crearon la mayor riqueza para el accionista, que es esencialmente el aumento del valor de mercado ajustado por los flujos de caja que entran y salen de la empresa, como los dividendos y las recompras de acciones.

Además, no están infravaloradas o sobrevaloradas, son únicamente inversiones en acciones de bajo y alto coste. Sin embargo, con las acciones fraccionadas, las acciones más caras se vuelven accesibles para todos.  

Mejores acciones para invertir y crear riqueza

Apple

  • Riqueza creada: 2,67 billones de dólares
  • Rentabilidad anualizada ponderada en dólares: 23,5 %.

Lo que llevó a Apple a convertirse en la mayor empresa del mundo que cotiza en bolsa -y la mayor creadora de riqueza de los últimos 30 años- fue el debut del iPhone en 2007.  Hoy, Apple no es sólo un proveedor de dispositivos, sino que vende todo un ecosistema de electrónica de consumo personal y servicios relacionados. La icónica empresa tecnológica se incorporó al Dow Jones Industrial Average en 2015.

Microsoft

  • Riqueza creada: 1,91 billones de dólares
  • Rentabilidad anualizada ponderada en dólares: 19,2 %

El enfoque de Microsoft en los clientes empresariales y, lo que es más importante, su cambio hacia la venta de servicios basados en la nube, como Azure y Office 365, han tenido un éxito asombroso. Hoy en día, Microsoft se encuentra entre los actores dominantes de la computación en la nube o cloud computing, y el precio de las acciones lo demuestra. Las acciones de Microsoft, que se incorporaron al Dow en 1999 en pleno auge de las puntocom, generaron una rentabilidad total del 57.730 % desde 1990 hasta 2020. 

Amazon.com

  • Riqueza creada: 1,57 billones de dólares
  • Rentabilidad anualizada ponderada en dólares: 31.1 %

La aparición de Amazon como la mayor empresa de comercio electrónico de Estados Unidos es sólo una parte de la historia de su extraordinaria creación de riqueza. La empresa es un gigante en la creciente industria de los servicios basados en la nube, y un líder en servicios de streaming, creación de contenidos e incluso la publicidad digital. Amazon sigue avanzando a pasos agigantados también en el mundo del comercio analógico.

Alphabet

  • Riqueza creada: 979.100 millones de dólares
  • Rentabilidad anualizada ponderada en dólares: 19.3 %

El motor de búsqueda de Google es el negocio más importante de Alphabet, pero no el único, de ahí el cambio de nombre corporativo. Alphabet también alberga la startup de coches de conducción autónoma Waymo; Nest Labs, un desarrollador de gadgets para el Internet de las Cosas (IoT); y X, que se describe a sí misma como una "fábrica de moonshots" que trata de inventar tecnologías que harán del mundo un "lugar radicalmente mejor." El duopolio de la publicidad digital con Facebook sigue impulsando la mayor parte del negocio de GOOGL, lo que, según los críticos, convierte a Alphabet en un "one trick pony". 

Tesla

  • Riqueza creada: 639.300 millones de dólares
  • Rentabilidad anualizada ponderada en dólares: 65.4 %

La asombrosa creación de riqueza de TSLA y la montaña rusa de sus precios se deben a su impredicible CEO, Elon Musk. El mercado no solo está cautivado por la superioridad de los vehículos de Tesla y la promesa del sector de los vehículos eléctricos. Conocida como Tesla Motors cuando salió a bolsa en 2010, la empresa adoptó su nombre actual en 2017 para reflejar una expansión hacia las baterías de iones de litio y la energía solar. 

Acciones caras para invertir

  1. Berkshire Hathaway
  • Precio de las acciones: 421.000 dólares
  • Capitalización bursátil: 619.900 millones de dólares

Berkshire Hathaway (BRK.A) tiene las acciones más caras de todas las empresas estadounidenses y es también una de las mayores empresas del mundo, situándose constantemente entre las 10 primeras por valor de mercado.

  1. Alphabet
  • Precio de las acciones: 2.400 dólares
  • Capitalización bursátil: 1,58 billones de dólares

Alphabet (GOOG) se fundó en 1998 como la empresa del motor de búsqueda, Google, y se convirtió en el motor de búsqueda más popular del mundo. Tras una reorganización en 2015, cambió su nombre a Alphabet y creó una nueva holding.

  1. London Stock Exchange Group
  • Precio de las acciones: 7.600 libras
  • Capitalización bursátil: 43.530 millones de libras

London Stock Exchange Group plc (LSEG) es una empresa de información financiera y bursátil con sede en la City de Londres, Inglaterra. Es propietaria de la Bolsa de Londres, Refinitiv, LSEG Technology, FTSE Russell, y de participaciones mayoritarias en LCH y Tradeweb.

  1. AstraZeneca plc
  • Precio de las acciones: 9.800 libras
  • Capitalización bursátil: 157.530 millones de libras

AstraZeneca es una empresa farmacéutica y biotecnológica multinacional británico-sueca con sede en el Campus Biomédico de Cambridge, Inglaterra.

  1. Hermes International SA
  • Precio de las acciones: 9.800 euros
  • Capitalización bursátil: 126.260 millones de euros

Hermès International S.A., o simplemente Hermès, es una casa de diseño de lujo francesa fundada en 1837. Se especializa en artículos de cuero, accesorios de estilo de vida, muebles para el hogar, perfumería, joyería, relojes y prêt-à-porter.

Acciones baratas para invertir

1. RIOT Blockchain

  • Precio de las acciones: 6,70 dólares
  • Capitalización bursátil: 1.040 millones de dólares

Riot Blockchain, Inc. es una empresa de minería de Bitcoin, que apoya la blockchain de Bitcoin a través de la rápida expansión de la minería a gran escala en los Estados Unidos.

2. Palantir

  • Precio de las acciones: 7,53 dólares
  • Capitalización bursátil: 15.000 millones de dólares

Palantir Technologies es una empresa estadounidense de software que cotiza en bolsa especializada en el análisis de grandes datos. Con sede en Denver, Colorado, la empresa fue fundada en 2003.

3. Juventus Football Club

  • Precio de las acciones: 7,53 dólares
  • Capitalización bursátil: 15.000 millones de dólares

Juventus FC SpA es un club de fútbol con sede en Italia. La actividad principal de la empresa es la participación en competiciones nacionales e internacionales y la organización de partidos, al tiempo que explota los eventos deportivos, la marca Juventus y la imagen del equipo, incluyendo también la concesión de derechos de televisión y medios de comunicación, patrocinio, venta de espacios publicitarios, licencias y merchandising.

4.        Metro AG

  • Precio de las acciones: 7,50 euros
  • Capitalización bursátil: 2.720 millones de euros

Metro AG es una empresa multinacional alemana con sede en Düsseldorf que explota tiendas cash and carry de membresía comercial principalmente bajo la marca Metro. Hasta 2020 también operaba en el sector minorista general a través de la división Real, que fue vendida a un consorcio de inversores.

5.        Air France KLM S.A

  • Precio de las acciones: 1,34 euros
  • Capitalización bursátil: 3.440 millones de euro

Air France-KLM S.A., también conocido como Air France-KLM Group, es un holding de aerolíneas franco-holandés constituido de acuerdo con la legislación francesa, con sede en el aeropuerto Charles de Gaulle de Tremblay-en-France, cerca de París. El grupo tiene oficinas en Montreuil, Seine-Saint-Denis, París, y en Amstelveen, Países Bajos.

Acciones con altos dividendos para invertir

Lumen Technologies Inc. (ticker: LUMN)

Lumen Technologies es una empresa de telecomunicaciones estadounidense que cambió su nombre de CenturyLink en 2020. Lumen se está moviendo para desprenderse de algunos de sus activos, y el 1 de agosto, la compañía completó una venta de 2.700 millones de dólares de sus operaciones en América Latina a Stonepeak.

  • Rendimiento de los dividendos: 9,1 %.
  • Dividendo anual: 0,91 dólares por acción

Altria Group Inc. (MO)

Altria es una de las mayores tabacaleras del mundo. Los analistas afirman que Altria ya no es una empresa puramente tabaquera. Aproximadamente el 15 % de la valoración estimada por los expertos para Altria proviene de la participación del 10,2 % de la empresa en el gigante del alcohol Anheuser-Busch Inbev SA (BUD). Además, la empresa ha adquirido activos de vaping y cannabis en los últimos años.

  • Rendimiento de los dividendos: 8,2 %.
  • Dividendo anual: 3,69 dólares por acción

Legal & General (LGGNY)

El especialista en pensiones del Reino Unido ha aprovechado el envejecimiento de la población europea para generar un 11 % de crecimiento anual del BPA y de los dividendos en la última década. La empresa es una de las mayores gestoras de activos de Europa, gracias a sus segmentos de seguros de vida, pensiones y rentas vitalicias, y está realizando grandes inversiones en vivienda e infraestructuras que deberían dar buenos resultados en el futuro.

  • Rendimiento de los dividendos: 8,1 %.
  • Dividendo anual: 21,06 dólares por acción

AT&T (T)

AT&T es otro líder de las telecomunicaciones que genera un sólido flujo de caja para los accionistas. Recientemente, la empresa se ha desprendido de algunos activos y ha recortado su dividendo a casi la mitad mientras se centra en las inversiones en 5G y en el pago de su fuerte carga de deuda.

  • Rendimiento de los dividendos: 6,1 %.
  • Dividendo anual: 1,11 dólares por acción

Verizon Communications (VZ)

Verizon es líder en servicios de comunicación y tecnología. Junto con AT&T y T-Mobile, proporcionan la mayoría de los servicios de telefonía móvil en EE.UU. Verizon generó más de 130.000 millones de dólares de ingresos en 2021.

  • Rendimiento de los dividendos: 5,8 por ciento
  • Dividendo anual: 2,56 dólares por acción

Los mayores fondos de acciones para invertir

  • El SPDR S&P 500 ETF (SPY), sigue el índice S&P 500, y sigue siendo un ETF negociado activamente en la actualidad.
  • El SPDR Dow Jones Industrial Average (DIA) ("diamantes") representa los 30 valores del índice Dow Jones.
  • El ETF iShares MSCI World (EEM) trata de seguir los resultados de inversión de un índice compuesto por acciones de mercados desarrollados.
  • Los ETFs sectoriales hacen un seguimiento de industrias y sectores concretos, como la energía (XLE), las tecnologías (XLK), los servicios públicos (XLU) o los servicios financieros (XLF).
  • Los ETF de materias primas representan mercados de materias primas, como el oro (GLD), la plata (SLV) o el petróleo (USO).

*Por favor, recuerda que el rendimiento pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros.

Palabras finales sobre invertir en bolsa 

Comprar acciones o abrir posiciones de compra sobre acciones a través de CFDs son términos en cierto modo similares que algunas personas utilizan a veces indistintamente - pero hay diferencias significativas que debes conocer antes de invertir en acciones. 

Invertir en bolsa de forma tradicional a través de comprar acciones significa que eres el titular directo de las acciones de una empresa. Esto te convertirá en accionista, lo que le permitirá recibir derechos de voto y pagos de dividendos si la empresa los concede. 

Tendrás que comprometer el valor total de las acciones por adelantado porque el apalancamiento no está disponible. Aunque esto significa que puedes necesitar más capital inicial para empezar en comparación que si operaras con CFDs, tus pérdidas están limitadas a este desembolso inicial. Dicho esto, debes ser consciente de que podrías recibir menos de lo que hayas invertido inicialmente.

Invertir en acciones a través de CFDs significa que estás especulando sobre los movimientos de precios de una acción, sin tomar posesión directa. Los CFDs son productos apalancados, lo que significa que no tendrás que comprometer el valor total de la posición. Pero ten en cuenta que el apalancamiento puede aumentar tanto tus beneficios como tus pérdidas.

Con los CFDs, puedes "comprar" (ir en largo) las acciones si crees que el precio de la acción subirá, o puedes "vender" (ir en corto) si crees que el precio de la acción bajará. Ir en corto con instrumentos financieros derivados puede ser una forma eficaz de protegerte contra los movimientos de precios a la baja en tu cartera de inversión no apalancada, o puede ser una forma de generar beneficios directamente de las acciones que están bajando de valor. Pero cuando abres una posición en corto, tus pérdidas potenciales no tienen, en teoría, límite alguno, ya que no hay límite para la subida del precio de una acción.

Elegir entre comprar y tener acciones o especular con el movimiento de los precios es una decisión que te corresponde a ti, dependiendo de tu operativa y de lo que busques obtener de los mercados. Si se trata de la posibilidad de obtener rendimientos de forma lenta y constantes con un riesgo menor, entonces puede ser preferible comprar acciones. Si se trata de la posibilidad de obtener ganancias de forma rápida con mayor riesgo, entonces podrías preferir operar con CFDs sobre acciones.

Antes de empezar a invertir en acciones, deberías considerar el uso de los recursos educativos que ofrecemos, como la Academia CAPEX o una cuenta de trading demo. La Academia CAPEX tiene muchos cursos entre los que puedes elegir, y todos ellos abordan un concepto o proceso financiero diferente -como los fundamentos de análisis- para ayudarte a ser un mejor trader o a tomar decisiones de inversión con criterio. 

Nuestra cuenta demo es un lugar adecuado para que aprendas más sobre el trading con apalancamiento, y seas capaz de obtener una comprensión más profunda de cómo funcionan los CFDs - así como lo que es el trading con apalancamiento - antes de arriesgar tu capital real. Por esta razón, una cuenta de trading demo con nosotros es una gran herramienta para los inversores en acciones que están buscando hacer una transición al trading con apalancamiento. 

Preguntas frecuentes sobre invertir en bolsa 

¿Tienes algún consejo sobre invertir en bolsa para principiantes?

Todas las directrices anteriores sobre cómo invertir en bolsa están dirigidas a los nuevos inversores. Pero si tuviéramos que elegir una cosa para decirle a cada inversor principiante que se está iniciando en los mercados financieros, sería esta: no inviertas más de lo que puedas permitirte perder.

¿Se puede uno hacer rico invirtiendo en bolsa?

Invertir en bolsa es una de las mejores formas de generar riqueza. Uno de los principales puntos fuertes del mercado de valores es que hay muchas maneras de sacar provecho de él. Pero recompensas importantes también conllevan un riesgo importante, sobre todo si lo que buscas es hacerte rico rápidamente. 

¿Cuánto hay que invertir en bolsa por primera vez?

No hay un mínimo para empezar a invertir, sin embargo, necesitas al menos $100 - $1.000 para empezar realmente bien. Si empiezas con menos de $1.000, no podrás aplicar una gestión adecuada del riesgo ni tampoco una adecuada gestión monetaria. 

disclaimers_academy

course_share_title

article_rating_title

awful
ok
great
awesome

read_more

Miguel A. Rodriguez
Miguel A. Rodriguez
financial_writer

Miguel worked for major financial institutions such as Banco Santander, and Banco Central-Hispano. He is a published author of currency trading books.